Cuando hablamos de rejuvenecimiento facial no sólo nos referimos a las técnicas encaminadas a tratar el envejecimiento por la edad sino también a las que pretenden eliminar los cambios producidos en nuestra cara por las agresiones físicoambientales y el estrés.

Información para Pacientes

El envejecimiento de nuestra piel suele acentuarse partir de los 30 años debido a una serie de factores como la falta de una correcta hidratación, una incorrecta alimentación, los efectos de la exposición al sol, los pobres e inadecuados cuidados cosméticos de nuestra piel, ...Todo ello va minando poco a poco tu salud y la de tu piel.

Ha llegado el momento de combatir el envejecimiento facial. Con la llegada de nuevos equipos de tratamiento se ha producido una auténtica revolución en el campo de la estética, pudiéndose conseguir en muchos casos resultados muy similares a los logrados con la cirugía. Pero por supuesto a través de tratamientos que evitan por completo las complicaciones y efectos secundarios que las operaciones quirúrgicas tienen.

Entre los signos más evidentes del envejecimiento de la piel encontramos:

  • Aparición de arruga: que pueden ser debidas a la expresión, en relación a los efectos de la contracción muscular en las zonas más sensibles: alrededor de los ojos, cuello y frente. O bien de carácter simple: en las que se produce un hundimiento de una zona del dermis reticular por destrucción fundamentalmente de las fibras de colágeno.
  • Flacidez de la piel o elastosis: debido a la acción de radicales libres, se produce una caída o descolgamiento de la piel al desconectarse la epidermis con la dermis. Las zonas más típicas son la cara, los párpados el cuello y la frente.
  • Caída de los párpados y bolsas en los ojos: cuando la elastosis afecta a la frente y a los párpados, se produce un cierre relativo del ojo, sumándose a esto una falta de drenaje en la zona periocular inferior, apareciendo las famosas ojeras.
  • Aparición de manchas: se produce una salida de la melanina de las células y esto genera manchas en la piel de color marronáceo.
  • Aparición de la temida papada: Esto se produce por un acúmulo graso excesivo en la zona del cuello.
  • Alteraciones en la regulación del sebo: esto provoca un aumento del tamaño de los poros, provocando la aparición de lesiones acneicas.

¿Cuánto suele durar un tratamiento de rejuvenecimiento facial?

Aunque los resultados son visibles desde la primera sesión, los tratamientos se han de personalizar y adecuar para cada persona para garantizar los resultados de manera estable a lo largo del tiempo, siguiendo siempre las recomendaciones de la Sociedad Española de medicina Estética.