Diafragma y Ansiedad, una ayuda eficaz desde la Fisioterapia

¿Qué es la ansiedad y a qué trastorno se asocia?

La ansiedad es una respuesta fisiológica, comportamental y hormonal de nuestro cuerpo y mente ante una situación que el ser humano percibe como peligrosa y/o amenazante. El Trastorno de Ansiedad Generalizado (TAG) aparece cuando hay un desajuste en la frecuencia, intensidad y duración de esa respuesta. El TAG viene asociado a enfermedades somáticas y tiene un gran impacto negativo sobre la calidad de vida respecto a la salud.

¿Qué síntomas presenta una persona con ansiedad?

Una persona es diagnosticada de TAG cuando presenta ansiedad y preocupación excesiva que se prolonga más de 6 meses, tiene dificultad para controlar este estado y además asocia al menos 3 de estos síntomas: inquietud, fatigabilidad, dificultad para concentrarse y relajarse, irritabilidad, tensión muscular, alteraciones del sueño, cefaleas de tensión, temblores, mareos, sudoración, taquicardia, taquipnea, molestias epigástricas, vértigo, sequedad de boca, etc.

Es muy importante saber que la mayoría de estos síntomas de la Ansiedad se deben a una hiperactividad del Sistema Nervioso Simpático que tiene como consecuencia aumento de la actividad cardiovascular y el electrodérmica, aumento del tono muscular esquelético y aumento de la frecuencia respiratoria. Es decir el cuerpo se pone en alerta ante una situación que percibe como peligrosa o amenazante para su integridad física y psicológica.

¿Cuál es el tratamiento de la ansiedad?

Hasta ahora los tratamientos considerados de primera línea eran los farmacológicos (benzodiacepinas y antihistamínicos sedativos) y los psicológicos (terapia cognitivo conductual).

Abordaje de la ansiedad desde la Fisioterapia

Sin embargo, la fisioterapia puede influir muy positivamente en el tono muscular y sobre todo en el ritmo respiratorio trabajando adecuadamente la musculatura diafragmática. Es necesario por tanto la combinación de tratamientos que actúen en cada una de las respuestas del TAG (fisiológica,  comportamental y hormonal) para ofrecer un abordaje efectivo y global.

Está demostrado el poder de la respiración diafragmática lenta y progresiva para la activación del sistema parasimpático y por tanto la inhibición del sistema nervioso simpático el cual está descontrolado en el TAG. La respiración de los pacientes con TAG suele ser torácica y de corta amplitud llegando a  la disnea en muchos casos, además padecen una sensación de opresión torácica continua.

Si mejoramos la de biomecánica del diafragma y el gesto respiratorio activaremos el sistema nervioso parasimpático y de esta manera la hiperactividad vegetativa provocada por la ansiedad disminuirá.

Mediante la Inducción Miofascial liberaremos las restricciones del sistema miofascial del diafragma y con el método RPG y los Hipopresivos trabajaremos la cadena inspiratoria a través de posturas mantenidas y correcciones.

El tratamiento fisioterapéutico diafragmático en combinación con el tratamiento psicológico y farmacológico produce mejores resultados en términos de capacidad pulmonar y saturación de oxígeno en sangre en personas diagnosticadas de TAG que el tratamiento psicológico individualmente.

 


Blog Menu

Últimos artículos

  • El síndrome de la cintilla iliotibial es una de las lesiones más frecuentes que se producen a...

  • Los medios de comunicación han hecho eco recientemente de las “nuevas armas de tratamiento” que...

  •  Recientemente han sido investigados ciertos métodos fisioterapéuticos que han demostrado ser...

  • La diástasis abdominal es la separación entre los dos rectos del abdomen por distensión en la línea...

  • Cuídate leyendo Muchos dolores de cuello y espalda se producen como consecuencia de leer o...

  • Los gimnasios para mujeres con bebés tiene diferentes beneficios, aunque nosotros resaltamos la...